Prevención de riesgos laborales
Marginales

Marginales | Prevención de riesgos laborales

Ver Indice
»
125

prevencion

Última revisión:14-09-2022

Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la definición de «norma» es la «regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc. Por lo general, las normas imponen deberes, pero también pueden conferir derechos».El sistema de fuentes del derecho relacionado con la prevención de riesgos —al igual que con cualquier otro ámbito— distingue entre:Fuentes internacionales: normativa comunitariaDesde la incorporación de España a la CEE, la regulación de la salud laboral emana, en gran medida, de normas europeas directamente aplicables (directivas) a los Estados miembros de la Unión Europea (UE), toda vez que el derecho comunitario se integra en el ordenamiento jurídico de los Estados miembros con rango superior al mismo.La eficacia de la norma comunitaria es, en unos casos —reglamentos—, directa e inmediata, por lo que no se requiere convalidación o acto alguno de reconocimiento por parte del Estado receptor, mientras que en otros casos —directivas CEE y CEEA y recomendaciones CECA— requiere, para su aplicación, determinados actos de los Estados miembros.La transposición en plazo de directivas de la Unión Europea constituye en la actualidad uno de los supuestos de ampliación o modificación de la normativa nacional en materia de prevención de riesgos. En este sentido, España viene cumpliendo, de manera consistente, con los objetivos y plazos de transposición desde que estos se establecieron. En caso de retraso en la transposición de alguna directiva que requiera una norma con rango de ley para su incorporación al ordenamiento jurídico interno, existe riesgo de multa basándose en lo establecido en el artículo 260.3 del TFUE.CUESTIÓN¿Cuáles son los instrumentos jurídicos europeos?Los instrumentos jurídicos europeos son los instrumentos de que disponen las instituciones europeas para la realización de su misión. Estos instrumentos, estipulados en el artículo 288 del TFUE, son los siguientes (conforme al glosario de síntesis del EUR-Lex): - Reglamento: obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.- Directiva: obliga al Estado miembro en cuanto al resultado que deba obtenerse, exige una transposición al ordenamiento jurídico nacional y deja cierta libertad en cuanto a la forma y los medios de su aplicación.- Decisión: obligatoria en todos sus elementos y vincula a los destinatarios a quienes designa expresamente.- Recomendación y dictamen: no son obligatorios y tienen carácter de declaración.Constitución Española de 1978Como analizaremos, la CE es la norma donde se garantizan los derechos y deberes fundamentales de las personas. Así, en el art. 40 de la CE se establece que «los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales; velarán por la seguridad e higiene en el trabajo (...)».Tratados, recomendaciones y convenios internacionalesLa propia exposición de motivos de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, dispone lo siguiente en su punto 1.º:«Así pues, el mandato constitucional contenido en el art. 40.2 de nuestra ley de leyes y la comunidad jurídica establecida por la Unión Europea en esta materia configuran el soporte básico en que se asienta la presente ley. Junto a ello nuestros propios compromisos contraídos con la OIT a partir de la ratificación del convenio 155 sobre seguridad y salud de los trabajadores y medio ambiente del trabajo, enriquecen el contenido del texto legal al incorporar sus prescripciones y darles el rango legal adecuado dentro de nuestro sistema jurídico».Mientras que los tratados internacionales son aquellas normas que tienen su origen en la sociedad internacional (organismos internacionales especializados como la Organización Internacional del Trabajo, Estados, etc.), los convenios internacionales son acuerdos con vocación normativa que, previa ratificación por los Estados miembros, pasan a formar parte de su derecho interno. Las recomendaciones internacionales, por su parte, contienen orientaciones, directrices y propuestas.Como ejemplo en este punto, destacan los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que es un organismo especializado de las Naciones Unidas fundado en 1919, cuyo objetivo es la justicia social y la mejora de la vida y del trabajo, y que desarrolla su función normativa a través de los convenios y recomendaciones adoptados por la Conferencia Internacional del Trabajo.Leyes (orgánicas y ordinarias)El concepto básico de ley es el de una norma dictada por el Parlamento o Cortes Generales, aprobada con ese nombre y siguiendo un procedimiento legislativo determinando, donde se contienen mandatos. Estas normas ocuparían una posición jerárquica inferior a la CE, pero superior a otro tipo de normas.Según su procedimiento de elaboración o las materias que regulen, podremos hablar de:Leyes orgánicas: aquellas que vienen determinadas tanto por la reserva de ley a la que se refiere el artículo 81.1 de la CE, como por el procedimiento necesario para su aprobación, modificación y derogación, que requiere de mayoría absoluta por parte del pleno del Congreso de los Diputados en una votación final sobre el conjunto del proyecto. Como ha señalado en diversas ocasiones el TC, se encuentran al mismo nivel jerárquico que las leyes ordinarias, cuya diferencia emana de las materias que regulan. Asimismo, el art. 81 de la CE señala que corresponde a las leyes orgánicas el desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, los estatutos de autonomía y el régimen electoral general, y las demás previstas en la Constitución.Leyes ordinarias: según señala el Diccionario del español jurídico de la RAE y el CGPJ, se trata de la «forma común de las disposiciones con rango de ley, cuyo ámbito comprende todas las materias no reservadas a la ley orgánica». Para conocer su procedimiento de elaboración, habrá que estar a lo dispuesto en los artículos 87 a 92 de la CE, además de lo previsto en el Reglamento del Congreso de los Diputados, de 10 de febrero de 1982, y en el Texto refundido del Reglamento del Senado, del 3 de mayo de 1994.Normas con rango de ley (decretos legislativos y decretos-ley)Además de las leyes ordinarias y las leyes orgánicas, emanadas del Parlamento, el poder ejecutivo puede dictar decretos legislativos y decretos-leyes, que gozan de la misma jerarquía normativa que las leyes, esto es, que poseen fuerza de ley:El decreto legislativo es una norma con rango de ley dictada por el Gobierno en virtud de la delegación normativa que realiza en su favor el Parlamento (art. 82 de la CE).El decreto-ley se encuentra regulado en el art. 86 de la CE. Es una norma con rango de ley propia del Ejecutivo. La principal diferencia con el decreto-legislativo es que este resulta de la delegación de las Cortes al Gobierno.Se podrá dictar un decreto-ley cuando existan circunstancias de extraordinaria y urgente necesidad que lo justifique. Tiene una limitación material, pues se excluye de su ámbito el ordenamiento de las instituciones básicas del Estado; los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el título I; el régimen de las comunidades autónomas y el derecho electoral general; y, se caracteriza por ser una norma provisional que requiere de su convalidación por el Congreso de los Diputados.ReglamentosSon normas de rango inferior a la ley, que emanan de la Administración, de carácter general y sometida al control de constitucionalidad de los tribunales.Para la clasificación de los reglamentos, podemos recurrir al órgano que los dicta. Por un lado, los reglamentos dictados en el Consejo de Ministros reciben el nombre de «reales decretos»; y, por otro lado, los dictados por un ministerio serán «órdenes ministeriales».Convenios colectivosSon los instrumentos por los que las partes participantes en la relación laboral regulan, sujetos a ciertos límites, las relaciones laborales. Las disposiciones de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, tienen carácter de derecho mínimo indisponible, pero pueden ser mejorados y desarrollados a través del instrumento del convenio colectivo.Contrato de trabajoPara que exista una relación laboral, deben coexistir dos partes: el empresario y la persona trabajadora. Así, el contrato de trabajo formalizado por escrito deberá incluir la siguiente información: identificación, duración, tipo de contrato, grupo profesional, condiciones de trabajo, retribución y convenio colectivo aplicable a la relación laboral.Los elementos básicos del contrato de trabajo, atendiendo a lo establecido en el art. 1 del ET, son:La voluntariedad.La remuneración.La personalidad.La ajenidad.La dependencia. Usos y costumbres locales y profesionalesEstos usos y costumbres son entendidos como conductas o comportamientos repetidos y aceptados a lo largo del tiempo. Mediante la obligación de trabajar asumida en el contrato, el trabajador debe al empresario la diligencia y la colaboración en el trabajo que marquen las disposiciones legales, los convenios colectivos y las órdenes o instrucciones adoptadas por aquel en el ejercicio regular de sus facultades de dirección y, en su defecto, por los usos y costumbres.Solo se aplicarán en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepción o remisión expresa (art. 3.4 del ET). JurisprudenciaPor jurisprudencia se entiende a la interpretación de las normas jurídicas que efectúan jueces y tribunales. Así, las obligaciones legales y convencionales en materia de prevención de riesgos laborales y la responsabilidad derivada de dicho incumplimiento pueden ser examinadas por los tribunales. En caso de que cierta doctrina sea reiterada supone, otra fuente importante a tener en cuenta dentro de la prevención de riesgos, puesto que la actividad judicial no consiste en otra cosa más que en resolver los conflictos atendiendo a la normativa vigente.

prevencion

Última revisión:14-09-2022

El marco normativo en materia de prevención de riesgos laborales está formado por diferentes textos normativos o documentos legales, que establecen derechos y deberes para los diferentes sujetos que intervienen en la relación laboral.Con relación a la normativa en PRL, destacan las normas que concretamos a continuación.Constitución EspañolaEl artículo 40.2 de la CE encomienda a los poderes públicos la regulación de políticas que garanticen la formación de los trabajadores, la seguridad e higiene en el trabajo, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados. Así, se incluye como uno de los principios rectores de la política social y económica del capítulo III del título I de la CE.Asimismo, el artículo 43 de la CE reconoce e impone a los poderes públicos lo siguiente:Derecho a la protección de la salud.Organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios.Deber de fomentar la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo, facilitarán la adecuada utilización del ocio.Estatuto de los TrabajadoresA lo largo del Estatuto de los Trabajadores (ET) se regulan una serie de derechos y deberes en materia de prevención de riesgos laborales, que nacen como desarrollo del mandato constitucional del artículo 40.2 de la CE. En este sentido, destacan los siguientes artículos de dicha norma:Art. 4.2.d) del ET. Derechos laborales.Art. 5.b) del ET. Deberes laborales.Art. 6 del ET. Trabajo de los menores.Art. 19 del ET. Relativo a seguridad y salud en el trabajo.Art. 36.4 del ET. Trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmo de trabajo.Art. 42.4.e) del ET. Subcontratación de obras y servicios.Art. 48 del ET. Suspensión con reserva de puesto de trabajo.Art. 64, apartados 2.d) y 7.a) del ET. Derechos de información y consulta y competencias.Art. 84.4 del ET. Concurrencia de convenios.Ley General de la Seguridad Social y normas reglamentarias básicas derivadas de la LGSS en materia de riesgos laboralesLa LPRL específica que, en cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. Para la efectividad de las medidas preventivas, junto con la existencia de responsabilidades derivadas de la falta de esta, entre otros aspectos, el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social regula determinados aspectos con incidencia directa en la prevención de riesgos laborales:Art. 82.3 de la LGSS. Planificación periódica de las actividades preventivas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.Art. 146 de la LGSS. Cotización adicional por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.Art. 156 de la LGSS. Concepto y elementos constitutivos del accidente de trabajo.Art. 157 de la LGSS. Concepto y elementos constitutivos de la enfermedad profesional.Art. 158 de la LGSS. Concepto de accidente no laboral y de enfermedad común.Art. 159 de la LGSS. Concepto de las restantes contingencias.Art. 164 de la LGSS. Recargo de las prestaciones económicas derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional.Art. 186 de la LGSS. Riesgo durante el embarazo.Art. 188 de la LGSS. Riesgo durante la lactancia natural.Art. 316 de la LGSS. Cobertura de las contingencias profesionales en el RETA y accidente de trabajo del trabajador autónomo.Art. 242 de la LGSS. Incumplimientos en materia de accidentes de trabajo.Art. 243 de la LGSS. Normas específicas para enfermedades profesionales.Art. 244 de la LGSS. Responsabilidades por falta de reconocimientos médicos.Art. 133 de la LGSS. Competencias de la Inspección.Art. 134 de la LGSS. Colaboración con la Inspección.Art. 135 de la LGSS. Infracciones y sanciones.En desarrollo del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social (en adelante, LGSS), se han establecido una serie de textos normativos, entre los que destacamos los siguientes:Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre.Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre.Real Decreto 231/2017, de 10 de marzo.Real Decreto 1596/2011, de 4 de noviembre.Real Decreto 1430/2009, de 11 de septiembre.Orden TAS/2926/2002, de 19 de noviembre.Orden TAS/1/2007, de 2 de enero.Resolución de 21 de octubre de 2009.Orden ESS/66/2013, de 28 de enero.Ley de Prevención de Riesgos Laborales y normas reglamentarias derivadas de la mismaLa Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) deriva del mandato constitucional del artículo 40.2 de la CE, que obliga a la protección de la salud de los trabajadores mediante la prevención de los riesgos derivados de su trabajo.La LPRL transpone al derecho español la Directiva 89/391/CEE, al tiempo que incorpora al que será nuestro cuerpo básico en esta materia disposiciones de otras directivas cuya materia exige o aconseja la transposición en una norma de rango legal, como son las Directivas 92/85/CEE, 94/33/CEE y 91/383/CEE, relativas a la protección de la maternidad y de los jóvenes y al tratamiento de las relaciones de trabajo temporales, de duración determinada y en empresas de trabajo temporal.Como disposiciones de desarrollo o complementarias a la LPRL, destacan las siguientes: Real Decreto 39/1997, de 17 de enero.Real Decreto 485/1997, de 14 de abril.Real Decreto 486/1997, de 14 de abril.Real Decreto 487/1997, de 14 de abril.Real Decreto 488/1997, de 14 de abril.Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo.Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo.Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio.Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo.Real Decreto 67/2010, de 29 de enero.Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, desarrolla sanciones relativas a la prevención de riesgos laborales.Ley de Industria y otras normas reglamentarias básicas derivadas de la misma«La prevención y limitación de riesgos, así como la protección contra accidentes y siniestros capaces de producir daños o perjuicios a las personas, flora, fauna, bienes o al medio ambiente, derivados de la actividad industrial o de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones o equipos y de la producción, uso o consumo, almacenamiento o desecho de los productos industriales».Algunos ejemplos de condiciones que pueden propiciar un riesgo industrial son:Incendios.Explosiones.Fugas de gases nocivos.Derrames de productos peligrosos.Radiaciones ionizantes, etc.Sin perjuicio de que las comunidades autónomas con competencias legislativas sobre industria puedan introducir requisitos adicionales sobre las mismas materias cuando se trate de instalaciones radicadas en su territorio, de entre los reglamentos que desarrolla la Ley de Industria con incidencia en la PRL, podemos destacar, entre otros los siguientes reglamentos en materia de prevención de riesgos derivadas de la Ley de Industria:Reglamento electrotécnico de baja tensión (Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto).Reglamento de almacenamiento de productos químicos (Real Decreto 656/2017, de 23 de junio).Reglamento de transporte de mercancías peligrosas (Real Decreto 97/2014, de 14 de febrero).Reglamento de instalaciones contra incendios (Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo).Reglamento de equipos a presión y sus instrucciones técnicas complementarias (Real Decreto 809/2021, de 21 de septiembre).Reglamento de equipos de elevación y manutención (Real Decreto 2291/1985, de 8 de noviembre y Real Decreto 203/2016, de 20 de mayo).Ley General de Salud PúblicaLa Ley 33/2011, de 4 de octubre, regula los dispositivos de salud pública especializados en la salud de la colectividad y la vigilancia del estado de salud de la población, mediante la prevención de los efectos negativos de diversos elementos del entorno tal como se consideran la sanidad ambiental, la salud laboral, la seguridad alimentaria o la sanidad exterior (regulación que ha de completarse con los arts. 19.2, 24 y 26 todavía vigentes de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad).De la regulación de esta norma, por su incidencia sobre la PRL, destacamos:Artículo 32. Salud laboral.Artículo 33. La actuación sanitaria en el ámbito de la salud laboral.Artículo 34. Participación en salud laboral.Otra normativa de desarrollo:Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.Real Decreto 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes.Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo.Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorso lumbares, para los trabajadores.Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.Desarrolla las obligaciones de los productores iniciales u otros poseedores de residuos relativas a la gestión, así como las relativas al almacenamiento, mezcla, envasado y etiquetado de sus residuos.Estatuto del trabajador autónomoEl art. 4.3.e) de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo (en adelante, LETA) reconoce, como derechos básicos individuales de las personas trabajadoras autónomas, el derecho a la «integridad física y a una protección adecuada de su seguridad y salud en el trabajo».El art. 8 de la LETA obliga a las Administraciones públicas competentes a asumir «un papel activo en relación con la prevención de riesgos laborales de los trabajadores autónomos», por medio de actividades de promoción de la prevención, asesoramiento técnico, vigilancia y control del cumplimiento por los trabajadores autónomos de la normativa de prevención de riesgos laborales.Igualmente, la D.A. 12.ª de la LETA establece la participación de trabajadores autónomos en programas de formación e información de prevención de riesgos laborales, con la finalidad de reducir la siniestralidad y evitar la aparición de enfermedades profesionales en los respectivos sectores, por medio de las asociaciones representativas de los trabajadores autónomos y las organizaciones sindicales más representativas. La LPRL, en relación con las personas trabajadoras autónomas, establece una serie de referencias que, a pesar de ser de interés, muestran una escasa regulación para este colectivo fuera de las previsiones citadas en la LETA. En este sentido, destacan las siguientes disposiciones:Artículo 3 de la LPRL (ámbito de aplicación): «Esta ley y sus normas de desarrollo serán de aplicación tanto en el ámbito de las relaciones laborales reguladas en el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, como en el de las relaciones de carácter administrativo o estatutario del personal al servicio de las Administraciones públicas, con las peculiaridades que, en este caso, se contemplan en la presente ley o en sus normas de desarrollo. Ello sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones específicas que se establecen para fabricantes, importadores y suministradores, y de los derechos y obligaciones que puedan derivarse para los trabajadores autónomos».Artículo 15 de la LPRL (principios de la acción preventiva): «Podrán concertar operaciones de seguro que tengan como fin garantizar como ámbito de cobertura la previsión de riesgos derivados del trabajo, la empresa respecto de sus trabajadores, los trabajadores autónomos respecto a ellos mismos y las sociedades cooperativas respecto a sus socios cuya actividad consista en la prestación de su trabajo personal».Artículo 24 de la LPRL (coordinación de actividades empresariales): «Los deberes de cooperación y de información e instrucción recogidos en los apartados 1 y 2 serán de aplicación respecto de los trabajadores autónomos que desarrollen actividades en dichos centros de trabajo».CUESTIONES1. ¿Qué ocurre con los falsos autónomos?El artículo 3.1 de la LPRL señala que dicha ley se aplicará en el ámbito de las relaciones laborales reguladas en el ET, así como en el ámbito de la Administración pública.Tal y como establecen los artículos 4.2 y 19.1 del ET, los trabajadores, todos y cada uno de ellos, en la prestación de sus servicios, tienen derecho (exigible al empresario) a su integridad física y a una protección eficaz en materia de seguridad e higiene y, más concretamente, al derecho individual a trabajar en unas condiciones de seguridad e higiene suficientes para que resulten eficazmente garantizados sus derechos, en cuanto persona, a la vida, a la integridad física y a la salud. Sentencia del Tribunal Supremo n.º 2924/2020, de 25 de septiembre, ECLI:ES:TS:2020:2924.2. ¿La LETA reconoce alguna medida de prevención para los trabajadores autónomos económicamente dependientes?Se considerarán causas debidamente justificadas de interrupción de la actividad por parte del trabajador económicamente dependiente las fundadas en riesgo grave e inminente para la vida o salud del trabajador autónomo (art. 8 de la LETA).

prevencion

Última revisión:03-10-2022

A efectos internacionales hemos de prestar atención a los textos que vemos a continuación.Carta Social europeaLa Carta Social Europea regula en su artículo 3 los derechos mínimos relativos a la seguridad e higiene en el trabajo garantizados por las partes firmantes, previa consulta con las organizaciones de empleadores y trabajadores:«Para garantizar el ejercicio efectivo del derecho a la seguridad e higiene en el trabajo, las Partes se comprometen, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores:1. a formular, aplicar y revisar periódicamente una política nacional coherente sobre seguridad e higiene en el trabajo y sobre el entorno laboral. Esta política tendrá como objeto principal la mejora de la seguridad y la higiene en el trabajo y la prevención de accidentes y de daños a la salud derivados o relacionados con el trabajo o que se produzcan en el curso del mismo, en particular minimizando las causas de los riesgos inherentes al entorno laboral;2. a promulgar reglamentos de seguridad e higiene;3. a adoptar las medidas precisas para garantizar la aplicación de tales reglamentos;4. a promover el establecimiento progresivo de servicios de higiene en el trabajo para todos los trabajadores, con funciones esencialmente preventivas y de asesoramiento».Estrategia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo 2021-2027El marco estratégico de la UE en materia de salud y seguridad en el trabajo 2021-2027 define los objetivos estratégicos clave con el fin de reducir los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales en la UE.Se prestará una especial atención, a aspectos como la digitalización e inteligencia artificial, los riesgos psicosociales y el estrés laboral, los trastornos musculoesqueléticos, la exposición de los trabajadores a sustancias peligrosas o la dimensión de género en los planes de salud y seguridad en el trabajo.Derecho comunitarioPara ejercer la competencia de la Unión Europea (UE), las instituciones europeas pueden adoptar actos jurídicos como directivas, reglamentos, decisiones o recomendaciones, los cuales trataremos más profundamente a continuación.La normativa comunitaria, por tanto, constituye una fuente de regulación de la normativa española sobre prevención de riesgos en el trabajo, en constante evolución con la intención de armonizar y eliminar diferencias entre países miembros de la UE.a) DirectivasPara que una directiva surta efecto a escala nacional, necesitan de una transposición posterior al derecho interno, por lo que los países de la UE deben adoptar una ley que la regule. Esta medida nacional debe ajustarse a los objetivos establecidos por la directiva. Asimismo, las autoridades nacionales comunicarán estas medidas a la Comisión Europea.1. Directiva marco sobre salud y seguridad en el trabajo. La Directiva 89/391/CEE del Consejo, de 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo, introduce medidas para mejorar la seguridad y la salud de las personas en el trabajo y establece obligaciones para los empresarios y los trabajadores con el fin de limitar los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.Esta directiva se aplica a todos los sectores de actividad, privados o públicos (industria, agricultura, comercio, administración, servicios, educación, cultura, ocio, etc.).A pesar de haber sufrido distintas modificaciones, en algunos casos, de relevancia, como complemento a la directiva marco podemos destacar una serie de directivas anteriores a la mismas que aún se encuentran en vigor:- Directiva 76/769/CEE del Consejo, de 27 de julio de 1976, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros que limitan la comercialización y el uso de determinadas sustancias y preparados peligrosos.- Directiva 79/196/CEE del Consejo, de 6 de febrero de 1979, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre material eléctrico utilizable en atmósfera explosiva provisto de determinados sistemas de protección.- Directiva 80/1107/CEE del Consejo, de 27 de noviembre de 1980, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes químicos, físicos y biológicos durante el trabajo.- Directiva 88/364/CEE del Consejo de 9 de junio de 1988 relativa a la protección de los trabajadores mediante la prohibición de determinados agentes específicos y/o determinadas actividades (cuarta directiva especial con arreglo al artículo 8 de la Directiva 80/1107/CEE).2. Directivas relativas a sectores y determinadas actividades. Junto a la Directiva 89/391/CEE del Consejo, del 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo (directiva marco), existen otras normas comunitarias por las cuales se regulan normas de carácter sectorial y destinadas a proteger la seguridad y salud de los trabajadores en determinadas actividades.3. Directivas sobre riesgos relacionados con la carga de trabajo, riesgos ergonómicos y riesgos psicosociales. La ergonomía se define como la disciplina que estudia la adaptación de las condiciones de trabajo al ser humano para optimizar la seguridad, el bienestar (en particular, físico) y el rendimiento, para lo que se hace necesario el análisis de los riesgos ergonómicos y psicosociales existentes en los centros de trabajo. Junto a la Directiva 89/391/CEE del Consejo, del 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de las personas trabajadoras en el trabajo (directiva marco), existen otras normas comunitarias por las cuales se regulan los riesgos relacionados con la carga de trabajo, riesgos ergonómicos y riesgos psicosociales.4. Directivas relativas a la exposición a agentes biológicos. En la Unión Europea, se han fijado, mediante las correspondientes directivas, criterios de carácter general sobre las acciones en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo, así como criterios específicos referidos a medidas de protección contra accidentes y situaciones de riesgo. Concretamente, la Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de septiembre de 2000, establece los criterios sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo (séptima Directiva específica con arreglo al apartado 1 del artículo 16 de la Directiva 89/391/CEE).Mediante el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, se procedió, en su momento, a la transposición al derecho español del contenido de las directivas 95/30/CE, de 30 de junio, 93/88/CEE, de 12 de octubre y 90/679/CEE, de 26 de noviembre, actualmente derogadas.Recientemente, la Directiva (UE) 2019/1833 de la Comisión de 24 de octubre de 2019 ha modificado los anexos I, III, V y VI de la Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, con adaptaciones de carácter estrictamente técnico.5. Directivas relativas a la exposición a peligros físicos. Los riesgos físicos más frecuentes en el lugar de trabajo son: ruido, vibración, radiación, temperatura y humedad. Además de la Directiva 89/391/CEE del Consejo, del 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo (directiva marco), existen otras normas comunitarias por las cuales se regulan de manera más específica aspectos como la exposición a peligros físicos.6. Directivas relativas a la exposición a agentes químicos y seguridad química. Un agente químico es cualquier elemento o compuesto químico, por sí solo o mezclado, tal como se presenta en estado natural o es producido, utilizado o vertido (incluido el vertido como residuo) en una actividad laboral, se haya elaborado o no de modo intencional y se haya comercializado o no. Además de la ya tratada Directiva 89/391/CEE del Consejo, del 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo (directiva marco), existen otras normas comunitarias por las cuales se regulan de manera más específica aspectos tales como la exposición a agentes y seguridad químicos.7. Directivas y reglamentos relativos a lugares de trabajo, equipos, señalización y los EPI. Además de la Directiva 89/391/CEE del Consejo, del 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y salud de los trabajadores en el trabajo (directiva marco), existen otras normas comunitarias por las cuales se regulan de manera más específica aspectos tales como lugares de trabajo, equipos, señalización, equipos de protección individual, etc.b) ReglamentosEl reglamento es un acto jurídico definido por el artículo 288 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (en adelante, TFUE). Este acto jurídico reviste un alcance general, es obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable a todos los países de la UE.c) DecisionesSon actos jurídicos vinculantes que pueden tener un ámbito de aplicación general o estar dirigidos a un destinatario concreto. Las decisiones forman parte del derecho derivado de la UE y pueden ser un acto legislativo o no legislativo.Las instituciones europeas las adoptan basándose en los tratados constitutivos. Serán actos legislativos cuando sean adoptadas conjuntamente por:El Parlamento Europeo y el Consejo siguiendo el procedimiento legislativo ordinario.El Parlamento Europeo con la participación del Consejo.El Consejo con la participación del Parlamento Europeo siguiendo el procedimiento legislativo especial.Por otro lado, las decisiones serán actos no legislativos cuando son adoptadas por el Consejo Europeo, el Consejo o la Comisión. Asimismo, las decisiones no legislativas también pueden adoptar la forma de actos delegados y de ejecución. Un ejemplo es la Decisión Ejecutiva (UE) 2019/1217 de la Comisión de 17 de julio de 2019 relativa a las normas armonizadas para los equipos de flotación individuales/chalecos salvavidas elaboradas en apoyo de la Directiva 89/686/CEE del Consejo.d) RecomendacionesLas recomendaciones tienen como objetivo explicar a los órganos jurisdiccionales de los países de la Unión Europea el propósito de un procedimiento o la aplicación de una directiva u otro documento normativo.Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es la agencia especializada de la ONU que se encarga de las cuestiones relacionadas con el trabajo en el mundo. Entre sus objetivos principales se encuentra fomentar los derechos laborales, estimular oportunidades dignas de empleo, mejorar la protección social y reforzar el diálogo en cuestiones relacionadas con el trabajo.Cuando un Estado miembro ratifica un Convenio de la OIT, lo acepta como instrumento legalmente vinculante, obligándose a poner las leyes nacionales en consonancia con la norma internacional ratificada, y pasando a formar parte del ordenamiento interno.Dentro de los convenios de la OIT relacionados con la prevención de riesgos laborales, destacan, por su importancia:Convenio 155 de la OIT, sobre seguridad y salud de los trabajadores y medio ambiente de trabajo (y su protocolo de 2002 en vigor desde el 9 febrero 2005).Convenio 187 de la OIT, sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo.Convenio 161 de la OIT, sobre servicios de salud en el trabajo.Siguiendo el contenido de los anteriores, podemos realizar una clasificación por ámbito de los convenios:Convenios de la OIT relacionados con la protección de los trabajadores en general.Convenios de la OIT relacionados con la protección de determinados colectivos.Convenios de la OIT relacionados con indemnizaciones e inspección de trabajo.Convenios de la OIT relacionados con la protección.Convenios de la OIT no ratificados por España.A TENER EN CUENTA. «La NTP 716. Convenios de la OIT relacionados con la seguridad y la salud en el trabajo. INSST 2006» recoge en dos grupos los convenios internacionales del trabajo adoptados por la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo relacionados con la seguridad y la salud en el trabajo, excluyendo los que se han revisado, denunciado o retirado.

prevencion

Última revisión:14-09-2022

El art. 1 de la LPRL reconoce que la normativa sobre prevención de riesgos laborales está constituida por la citada ley, sus disposiciones de desarrollo o complementarias y «cuantas otras normas, legales o convencionales, contengan prescripciones relativas a la adopción de medidas preventivas en el ámbito laboral o susceptibles de producirlas en dicho ámbito». Es más, la propia LPRL —en consonancia con la Directiva marco sobre salud y seguridad en el trabajo—, especifica (art. 2.2 de la LPRL) que sus disposiciones de carácter laboral y las de sus normas reglamentarias «tendrán en todo caso el carácter de derecho necesario mínimo indisponible, pudiendo ser mejoradas y desarrolladas en los convenios colectivos».El marco normativo en materia de prevención de riesgos laborales abarcará toda la legislación general: internacional, comunitaria y española, así como la normativa derivada específica para la aplicación de las técnicas preventivas, y su concreción y desarrollo, donde aparecen los convenios colectivos, la estrategia española de seguridad y salud en el trabajo 2015-2020 y distinta documentación de apoyo en materia de PRL emitida por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST).1. Negociación colectivaSiguiendo la estela de la LPRL y la Directiva marco sobre salud y seguridad en el trabajo (Directiva 89/391 CEE), el Reglamento de los Servicios de Prevención referencia a la negociación colectiva tres aspectos (art. 21.1 del RSP):«(...) Por negociación colectiva o mediante los acuerdos a que se refiere el artículo 83, apartado 3, del Estatuto de los Trabajadores, o, en su defecto, por decisión de las empresas afectadas, podrá acordarse, igualmente, la constitución de servicios de prevención mancomunados entre aquellas empresas pertenecientes a un mismo sector productivo o grupo empresarial o que desarrollen sus actividades en un polígono industrial o área geográfica limitada (...)».Así, en la D.A. 7.ª del RSP, se establece lo siguiente:«En la negociación colectiva o mediante los acuerdos a que se refiere el artículo 83, apartado 3, del Estatuto de los Trabajadores, podrán establecerse criterios para la determinación de los medios personales y materiales de los servicios de prevención propios, del número de trabajadores designados, en su caso, por el empresario para llevar a cabo actividades de prevención y del tiempo y los medios de que dispongan para el desempeño de su actividad, en función del tamaño de la empresa, de los riesgos a que estén expuestos los trabajadores y de su distribución en la misma, así como en materia de planificación de la actividad preventiva y para la formación en materia preventiva de los trabajadores y de los delegados de prevención».En este sentido, la D.A. 4.ª dispone en su apartado 3 que:«Las referencias a la negociación colectiva y a los acuerdos a que se refiere el artículo 83, apartado 3, del Estatuto de los Trabajadores contenidas en el presente Reglamento se entenderán referidas, en el caso de las relaciones de carácter administrativo o estatutario del personal al servicio de las Administraciones públicas, a los acuerdos y pactos que se concluyan en los términos señalados en la Ley 7/1990, de 19 de julio, sobre negociación colectiva y participación en la determinación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos».Como ejemplos de especificaciones en relación con la PRL en convenios colectivos podemos encontrar:Convenios colectivos de empresas en distintos sectores, incluso detallando procesos como la evaluación de riesgos, protección de trabajadores especialmente sensibles, formación en materia de prevención de empresas contratistas, medidas de coordinación, etc. (a modo de ejemplo: IX acuerdo marco del grupo Repsol).Con la intención de fomentar el derecho a la protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, se prevé la implantación del sistema de gestión de prevención de riesgos laborales por medio del Manual de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales (MGPRL). (Por ejemplo: V convenio colectivo de aeropuertos españoles y navegación aérea).Instauración de una coordinación entre la dirección de la empresa y el servicio de prevención laboral de la empresa sobre asesoramiento a la dirección en actividades preventivas a realizar [a modo de ejemplo: convenio colectivo estatal para las industrias del curtido, correas y cueros industriales y curtición de pieles para peletería (2019-2021)].Ampliación de las competencias de los delegados de prevención o métodos específicos para el cálculo de miembros según la plantilla (a modo de ejemplo: convenio colectivo de trabajo del sector de Industrias de derivados de los agrios de la provincia de Valencia).Uso de los EPI (a modo de ejemplo: convenio colectivo del sector almacenistas de hierros, tuberías, aceros y material no férreo).El fomento de la información y formación de los trabajadores y de sus representantes en materia de PRL (a modo de ejemplo: convenio colectivo general del sector de la construcción).2. Estrategia española de seguridad y salud en el trabajo 2015-2020La Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020 es un documento diseñado por el Gobierno, las comunidades autónomas y los interlocutores sociales para responder a la demanda social en materia de seguridad y salud en el trabajo como parte fundamental del bienestar social.El texto evita prefijar medidas concretas para cada uno de los objetivos específicos, acordándose y planificándose, en función de las necesidades, prioridades y recursos disponibles, en tres planes de acción que comprendan los periodos: 2015-2016, 2017-2018 y 2019-2020. Este método pretende dar cabida a medidas no contempladas inicialmente, pero que en próximos años puedan resultar imprescindibles por su relevancia o urgencia.Los planes de acción especificarán las entidades responsables para el desarrollo de cada medida, el plazo de ejecución y los indicadores de realización y, en su caso, de impacto. Los indicadores de realización tienen como finalidad evaluar el grado de avance de las medidas, y los indicadores de impacto, la efectividad de estas.Siguiendo el «Plan de acción 2019-2020. Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020» del INSST, se fijan:a) Objetivos generalesPromover una mejor aplicación de la legislación en materia de seguridad y salud en el trabajo, y su consolidación en las comunidades autónomas, especialmente, en las pequeñas y medianas empresas.Favorecer la mejora continua de las condiciones de trabajo, prestando especial atención a la prevención de las enfermedades profesionales.Mejora de la eficiencia de las instituciones dedicadas a la prevención de riesgos laborales.Potenciación de las actuaciones de las Administraciones públicas en materia de análisis, investigación, promoción, apoyo, asesoramiento, vigilancia y control de la prevención de riesgos laborales.Promoción de la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo en sectores, actividades, colectivos y empresas de mayor riesgo.Fortalecimiento del papel de los interlocutores sociales y la implicación de los empresarios y trabajadores en la mejora de la seguridad y salud en el trabajo.b) Objetivos específicosMejorar la eficiencia de las instituciones dedicadas a la prevención de riesgos laborales.Potenciar actuaciones de las Administraciones públicas en materia de análisis, investigación, promoción, apoyo, asesoramiento, vigilancia y control de la prevención de riesgos laborales.Promover, con la participación de los interlocutores sociales y las comunidades autónomas, la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, especialmente en sectores, actividades, colectivos y empresas de mayor riesgo.Fortalecer la participación de los interlocutores sociales y la implicación de los empresarios y trabajadores en la mejora de la seguridad y salud en el trabajo.3. Documentación de apoyo en materia de PRLEl artículo 8 de la LPRL establece como función del INSST, entre otras, la realización de actividades de información y divulgación en materia de prevención de riesgos laborales.Por otra parte, el art. 5.3 del Reglamento de los Servicios de Prevención contempla la posibilidad de que se utilicen guías del INSST: «(...) cuando la evaluación exija la realización de mediciones, análisis o ensayos y la normativa no indique o concrete los métodos que deben emplearse, o cuando los criterios de evaluación contemplados en dicha normativa deban ser interpretados o precisados a la luz de otros criterios de carácter técnico».El INSST promulga una serie de guías técnicas (GT) y notas técnicas de prevención (NTP), con el objetivo de facilitar la aplicación de la prevención.a) Compilación de guías técnicas del INSST (GT)Al amparo de la normativa citada, distintos reglamentos establecen al INSST la elaboración y actualización de Guías Técnicas (GT) —no vinculantes— con el objetivo de facilitar la aplicación de estos, proporcionando criterios e información técnica para la evaluación y prevención del riesgo. A modo de ejemplo, la D.F. 1.ª del Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, establece que:«El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 5 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, elaborará y mantendrá actualizada una Guía Técnica de carácter no vinculante, para la evaluación y prevención del riesgo eléctrico en los trabajos que se realicen en las instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo, o en la proximidad de las mismas». [La referencia hecha al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, entiéndase realizada al actual Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST)].De esta forma, junto al cumplimiento de los preceptos de carácter general contenidos en la LPRL y los distintos reglamentos, el empresario debe garantizar también el cumplimiento de las disposiciones mínimas de seguridad para la protección de los trabajadores frente al riesgo eléctrico en los lugares de trabajo fijadas en la GT.b) Compilación de notas técnicas de prevención (NTP)Las NTP del INSST son guías de buenas prácticas. Sus indicaciones no son obligatorias salvo que estén recogidas en una disposición normativa vigente. No obstante, en la práctica, resultarán útiles tanto para el enfoque del trabajo preventivo, su evaluación, la identificación o valoración de riesgos junto con sus métodos de prevención, o la implantación de acciones correctoras.El INSST las clasifica atendiendo a su temática (prevención-gestión; sectores de actividad; locales e instalaciones; equipos de trabajo y de protección individual; productos químicos; agentes ambientales; colectivos específicos o riesgos ergonómicos; psicosociales; y, trabajos específicos) o siguiendo series anuales cronológicamente. RESOLUCIÓN RELEVANTESentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia n.º 591/2014, de 7 de julio, ECLI:ES:TSJMU:2014:1497«La NTP 458 dictada por el Ministerio de Trabajo (...) pretende ser una herramienta útil para todas aquellas personas que precisen organizar los primeros auxilios en la empresa, dando respuesta a algunos de los puntos consignados anteriormente (...).En coherencia la NTP, nota técnica de prevención 458, no tiene carácter vinculante, teniendo la naturaleza de orientación o recomendación, y por tanto el recurso no puede prosperar, sin perjuicio de lo que sigue».JURISPRUDENCIASentencia del Tribunal Supremo, rec. 130/2009, de 19 de mayo de 2010, ECLI:ES:TS:2010:3670«La sala declara que el manual de mantenimiento preventivo de escaleras y pasillos mecánicos es correcto, y que no puede revisarse la relación de hechos probados, si no se impugna por las vías adecuadas. Por ello, el mantenimiento de las apreciaciones fácticas sobre la inexistencia de incremento del riesgo por realizarse aquel trabajo por un solo trabajador determina que no puedan estimarse las infracciones legales denunciadas». Alegándose «(...) infracción de los artículos 2-2, 14.2 y 15.1.a) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en relación con las notas técnicas NTP 455 (trabajo a turnos y nocturnos, aspectos organizativos), y NTP 344 (sobre trabajos en situación de aislamiento)».

prevencion

Última revisión:14-09-2022

Los arts. 8, 9, 13, 42 y 43 de la LPRL nos describen los diferentes organismos que podemos encontrarnos en materia de prevención de riesgos laborales, así como sus funciones atribuidas, las responsabilidades y los requerimientos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.Por mandato de la Carta Magna (arts. 35, 40.2 y 149.1.7 de la CE) y, como también especifica la LPRL en su D.A. 12.ª, dentro del ámbito de sus competencias y en base al traspasado de funciones y servicios de la Administración del Estado en materia de seguridad e higiene, las distintas CCAA velan por el cumplimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, realizando el seguimiento de las actuaciones en las empresas, prestándoles su asesoramiento, y promoviendo la prevención con el fin de lograr el cumplimiento de los objetivos previstos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.Organismos nacionales relacionados con la prevención1. Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST)El INSST es un organismo autónomo de carácter administrativo, dotado de personalidad jurídica, adscrito al Ministerio de Trabajo y Economía Social.Como desarrolla el art. 8 de la LPRL, el INSST es «el órgano científico técnico especializado de la Administración General del Estado que tiene como misión el análisis y estudio de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, así como la promoción y apoyo a la mejora de estas. Para ello, establecerá la cooperación necesaria con los órganos de las comunidades autónomas con competencias en esta materia».El Instituto, en cumplimiento de su misión, tendrá las siguientes funciones:Asesoramiento técnico en la elaboración de la normativa legal y en el desarrollo de la normalización, tanto a nivel nacional como internacional.Promoción y, en su caso, realización de actividades de formación, información, investigación, estudio y divulgación en materia de prevención de riesgos laborales, con la adecuada coordinación y colaboración, en su caso, con los órganos técnicos en materia preventiva de las comunidades autónomas en el ejercicio de sus funciones en esta materia.Apoyo técnico y colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el cumplimiento de su función de vigilancia y control, prevista en el artículo 9 de la LPRL, en el ámbito de las Administraciones públicas.Colaboración con organismos internacionales y desarrollo de programas de cooperación internacional en este ámbito, facilitando la participación de las comunidades autónomas.Cualesquiera otras que sean necesarias para el cumplimiento de sus fines y le sean encomendadas en el ámbito de sus competencias, de acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y con la colaboración, en su caso, de los órganos técnicos de las comunidades autónomas con competencias en la materia.Velará por la coordinación y apoyará el intercambio de información y las experiencias entre las distintas Administraciones públicas.Fomentará y prestará apoyo a la realización de actividades de promoción de la seguridad y de la salud por las comunidades autónomas.Prestará apoyo técnico especializado en materia de certificación, ensayo y acreditación.2. Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el TrabajoLa Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (CNSST) es un órgano colegiado (sus acuerdos son adoptados por mayoría) asesor de las Administraciones públicas en la formulación de las políticas de prevención y órgano de participación institucional en materia de seguridad y salud en el trabajo (art. 13 de la LPRL). Estará integrado por un representante de cada CCAA y por igual número de miembros de la AGE, representantes de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.Asimismo, la Comisión conocerá las actuaciones que desarrollen las Administraciones públicas competentes en materia de promoción de la prevención de riesgos laborales, de asesoramiento técnico y de vigilancia y control a que se refieren los artículos 7, 8, 9 y 11 de la LPRL y podrá informar y formular propuestas en relación con dichas actuaciones, específicamente en lo referente a:Criterios y programas generales de actuación.Proyectos de disposiciones de carácter general.Coordinación de las actuaciones desarrolladas por las Administraciones públicas competentes en materia laboral.Coordinación entre las Administraciones públicas competentes en materia laboral, sanitaria y de industria.3. Fundación estatal para la prevención de riesgos laborales (adscrita a la CNSST)La Fundación estatal para la prevención de riesgos laborales participa tanto de las Administraciones públicas como de las Organizaciones representativas de Empresarios y Trabajadores, en la promoción, especialmente en las pequeñas y medianas empresas, de actividades destinadas a la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo (D.A. 5.ª de la LPRL).En relación con la tipología de acciones promovidas por la fundación, el propio organismo especifica:Acciones de información: son aquellas que persigan la difusión entre trabajadores y empresarios de los principios de acción preventiva de los riesgos laborales o de las normas concretas de aplicación de tales principios.Acciones de asistencia técnica: están dirigidas al estudio y resolución de problemas derivados de la aplicación práctica y material de las actuaciones preventivas.Acciones de formación: consisten en el diseño de los métodos y de contenidos de programas que pudieran ser impartidos en sectores y subsectores de la actividad productiva, en especial en aquellos cuya estructura esté constituida fundamentalmente por pequeñas empresas.Acciones de promoción del cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales: su objetivo es el fomento del conocimiento y la aplicación por empresarios y trabajadores de las disposiciones legales, reglamentarias y convencionales en materia de Prevención de Riesgos Laborales, en especial a través de mecanismos e instrumentos desarrollados en los ámbitos sectoriales y territoriales de la actividad productiva.4. Inspección de Trabajo y Seguridad SocialComo desarrollaremos, corresponde a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la función de la vigilancia y control de la normativa sobre prevención de riesgos laborales (art. 9 de la LPRL).5. Administración sanitariaEl artículo 10 de la LPRL define las actuaciones de las Administraciones públicas competentes en materia sanitaria.La actuación sanitaria en el ámbito de la salud laboral se desarrollará de forma coordinada con los empresarios y los representantes de los trabajadores y comprenderá los aspectos citados en el art. 33 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública (LGSP).La Constitución Española establece las competencias asumibles por las comunidades autónomas (CCAA) y las exclusivas del Estado. Las competencias exclusivas del Estado en el ámbito sanitario son las siguientes: sanidad exterior; bases y coordinación general de la sanidad y legislación sobre productos farmacéuticos.Las competencias de las Administraciones sanitarias en salud laboral están establecidas en la LGSP, que, además de las referencias transversales en todo su articulado, dedica los artículos 32, 33 y 34 al argumento; en la LPRL, el reglamento de los servicios de prevención; y la normativa sanitaria vigente.Las competencias de salud pública, planificación sanitaria y autorización de centros o establecimientos sanitarios están transferidas a las comunidades autónomas, y son estas competencias las necesarias para aplicar y hacer cumplir las normas anteriormente descritas.En último lugar, corresponderá a las corporaciones locales (los distintos ayuntamientos) las competencias en materia de salubridad y colaboración en la gestión de los servicios públicos.CUESTIÓN¿Quién ejerce la competencia de vigilancia en salud pública?Corresponde a la Administración General del Estado, a las comunidades autónomas, a las ciudades de Ceuta y Melilla y a la Administración local, en el ámbito de sus competencias, la organización y gestión de la vigilancia en salud pública.Corresponde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a través de la Comisión de Salud Pública, asegurar la cohesión y calidad en la gestión de los sistemas de vigilancia en salud pública.Por último, con el fin de coordinar los diferentes sistemas de vigilancia se ha creado la Red de Vigilancia en Salud Pública, que incluye entre sus sistemas el de alerta precoz y respuesta rápida.

prevencion

Última revisión:14-09-2022

A nivel internacional, existen órganos de interés dentro de la prevención de riesgos laborales como los que ahora detallaremos.Organización internacional del trabajo (OIT)Como ya hemos tratado, dentro del derecho del trabajo y, especialmente en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo, adquieren especial importancia los convenios elaborados en el seno de la organización internacional del trabajo (OIT) y los tratados y directivas europeas asumidos por España al formar parte de la Unión Europea.La OIT es una agencia tripartita de la ONU que reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 estados miembros, a fin de establecer las normas del trabajo, formular políticas y elaborar programas promoviendo el trabajo decente, los objetivos principales de la OIT son: impulsar los derechos laborales, fomentar oportunidades de trabajo, mejorar la protección social y fortalecer el diálogo al abordar los temas relacionados con el trabajo.Agencia europea para la seguridad y la salud en el trabajo (EU-OSHA)La EU-OSHA es la agencia de información de la Unión Europea para la Seguridad y la Salud en el trabajo, desarrollando sus funciones dentro del marco estratégico de la Comisión Europea en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020, y otras estrategias y programas de la UE, como Europa 2020, que persigue hacer los lugares de trabajo europeos más saludables, seguros y productivos y, en particular, fomentar una cultura de la prevención efectiva.Como sus principales actividades, destacan las siguientes:Realización de campañas sensibilizadoras sobre temas en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST) en toda Europa.Proyecto interactivo de evaluación de riesgos en línea (OiRA): herramientas de evaluación de riesgos en línea para que las pequeñas y medianas empresas evalúen y gestionen los riesgos en el lugar de trabajo.Encuesta ESENER: ofrece una imagen instantánea sobre cómo se gestionan los riesgos de seguridad y salud en los lugares de trabajo europeos.OSHwiki: una enciclopedia colaborativa en línea de información precisa y fiable en materia de SST.Proyectos Foresight: la EU-OSHA ha realizado una serie de proyectos prospectivos con el propósito de evaluar los posibles efectos de las nuevas tecnologías. El organismo destaca y examina los riesgos nuevos y emergentes en materia de SST a través de proyectos Foresight específicos.Proporcionar visiones de conjunto sobre temas específicos de SST e identificamos las prioridades como sustancias peligrosas; trastornos musculoesqueléticos; enfermedades relacionadas con el trabajo; estrés y riesgos psicosociales; la seguridad y salud en el trabajo para determinados colectivos como mujeres, jóvenes, pymes, etc.Películas NAPO: ofrecen una serie de películas cortas y mudas sobre temas importantes en materia de seguridad y salud en el lugar de trabajo.Fundación europea para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo (EUROFOUND)Esta fundación es una agencia de la Unión Europea que aporta conocimientos para la articulación de mejores políticas sociales, laborales y de empleo.Comité consultivo para la seguridad y salud en el trabajo (CCSS)Creado mediante la Decisión del Consejo de 22 de julio de 2003 (DOUE n.° C-218 de 13/09/2003), el Comité consultivo para la seguridad y la salud en el trabajo, es un órgano consultivo tripartito cuyo cometido es asistir a la Comisión Europea en la preparación y la aplicación de las decisiones tomadas en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo, así como facilitar la cooperación entre las Administraciones nacionales y las organizaciones sindicales y patronales.Agencia europea de los productos químicos (ECHA)La Agencia europea de los productos químicos (ECHA) desempeña su labor para conseguir la utilización segura de sustancias químicas, regulando las sustancias químicas y los biocidas en el mercado de la UE y procesando expedientes de sustancias químicas que recibe de la industria para determinar si cumplen con la normativa.La ECHA, realiza las siguientes funciones:Ayuda a las empresas a cumplir con la normativa específica de la UE sobre sustancias químicas o biocidas.Colabora con las organizaciones internacionales y otras partes interesadas para promover la utilización segura de sustancias químicas.Facilita información sobre sustancias químicas y su utilización segura a través de una base de datos única gratuita.Colabora con la Comisión Europea y los gobiernos de los países de la UE para identificar las sustancias que suscitan preocupación y adoptar medidas a escala de la UE relativas a la gestión de riesgos.Fomenta la innovación en la industria química mediante la sustitución de las sustancias que suscitan preocupación.

prevencion

Última revisión:14-09-2022

El primer paso para una correcta organización de la prevención de riesgos laborales en las empresas es la elección de la modalidad preventiva. Atendiendo al RSP, la organización de los recursos necesarios para el desarrollo de las actividades preventivas se realizará por el empresario con arreglo a alguna de las modalidades siguientes:Asumiendo personalmente tal actividad. El propio empresario podrá asumir la gestión de la prevención en su empresa, pero únicamente si cumple con los siguientes requisitos:Que se trate de empresa de hasta diez trabajadores u ocupe hasta 25 trabajadores (siempre y cuando la empresa disponga de un único centro de trabajo). Se establece la posibilidad de asunción propia por el empresario de la prevención en empresas con 25 o menos trabajadores, siempre y cuando solo se disponga de un único centro de trabajo. Para las empresas de 10 hasta 25 trabajadores, la asunción por parte del empresario de la prevención solo es posible si la empresa cuenta con un único centro de trabajo. Debe entenderse que para las empresas de hasta 10 trabajadores se sigue manteniendo el criterio anterior —que no marcaba esta limitación—, por lo que en estas se podrá asumir la prevención independientemente del número de centros de trabajo.Que su actividad no sea de especial peligrosidad y que no esté incluida en el listado de actividades que establece el anexo I del RSP, entre otras: actividades en obras de construcción, excavación, movimientos de tierras y túneles, con riesgo de caída de altura o sepultamiento.Que el empresario suela desarrollar su actividad en el centro de trabajo.Que disponga de la formación suficiente en materia de prevención (realización de un curso básico de PRL).Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo. Serán elegidos por el empresario y serán quienes se encarguen de llevar a cabo toda la gestión. Aunque esto no eximirá al empresario de su responsabilidad final. Requisitos:Que la empresa no tenga más de 500 trabajadores y en casos de realización de actividades de especial peligrosidad (anexo I del RSP), no superar los 250 trabajadores.Que dispongan de la formación y capacitación suficiente, cursos de seguridad e higiene, como el curso de riesgos laborales de nivel básico, o según las actividades a realizar formación profesional habilitante como técnico de nivel intermedio o titulación universitaria y máster habilitante como técnico de nivel superior de prevención de riesgos laborales.Disponer de medios materiales y técnicos suficientes para poder llevar a cabo una correcta gestión.Constituyendo un servicio de prevención propio (SPP). El empresario deberá constituir un servicio de prevención propio cuando concurra alguno de los siguientes supuestos:Que se trate de empresas que cuenten con más de 500 trabajadores.Que, tratándose de empresas de entre 250 y 500 trabajadores, desarrollen alguna de las actividades incluidas en el anexo I del RSP.Que, tratándose de empresas no incluidas en los puntos anteriores, así lo decida la autoridad laboral, previo informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y, en su caso, de los órganos técnicos en materia preventiva de las comunidades autónomas, en función de la peligrosidad de la actividad desarrollada o de la frecuencia o gravedad de la siniestralidad en la empresa, salvo que se opte por el concierto con una entidad especializada ajena a la empresa de conformidad con lo dispuesto en el artículo 16 del Reglamento de los Servicios de Prevención.Teniendo en cuenta las circunstancias existentes, la resolución de la autoridad laboral fijará un plazo, no superior a un año, para que, en el caso de que se optase por un servicio de prevención propio, la empresa lo constituya en dicho plazo. Hasta la fecha señalada en la resolución, las actividades preventivas en la empresa deberán ser concertadas con una entidad especializada ajena a la empresa, salvo de aquellas que vayan siendo asumidas progresivamente por la empresa mediante la designación de trabajadores, hasta su plena integración en el servicio de prevención que se constituya.En esta línea, el art. 15 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, regula la organización y medios de los servicios de prevención propios.Constituyendo un servicio de prevención mancomunado. Podrán constituirse servicios de prevención mancomunados entre aquellas empresas que desarrollen simultáneamente actividades en un mismo centro de trabajo, edificio o centro comercial, siempre que quede garantizada la operatividad y eficacia del servicio en los términos previstos en el apartado 3 del artículo 15 de esta disposición.Por negociación colectiva o mediante los acuerdos a que se refiere el art. 83.3 del Estatuto de los Trabajadores, o, en su defecto, por decisión de las empresas afectadas, podrá acordarse, igualmente, la constitución de servicios de prevención mancomunados entre aquellas empresas pertenecientes a un mismo sector productivo o grupo empresarial o que desarrollen sus actividades en un polígono industrial o área geográfica limitada.Las empresas que tengan obligación legal de disponer de un servicio de prevención propio no podrán formar parte de servicios de prevención mancomunados constituidos para las empresas de un determinado sector, aunque sí de los constituidos para empresas del mismo grupo.Recurriendo a un servicio de prevención ajeno (SPA). El empresario deberá recurrir a uno o varios servicios de prevención ajenos, que colaborarán entre sí cuando sea necesario, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:Que la designación de uno o varios trabajadores sea insuficiente para la realización de la actividad de prevención y no concurran las circunstancias que determinan la obligación de constituir un servicio de prevención propio.Que tratándose de empresas no incluidas en la obligación de constituir un servicio de prevención propio en función de su tamaño o actividad (art. 14 del RSP) no se haya optado por la constitución de un servicio de prevención propio por parte de la autoridad laboral.Que se haya producido una asunción parcial de la actividad preventiva (arts. 11.2 y 15.4 del RSP).

prevencion

Última revisión:14-09-2022

En materia de deuda de seguridad y de las correlativas obligaciones de empresario y trabajador, ya se destacaba en la sentencia del Tribunal Supremo, rec. 2304/2008, de 26 de mayo de 2009, ECLI:ES:TS:2009:4395, lo siguiente:«(...) la propia normativa laboral parte de la diferente posición del trabajador frente al empresario en esta materia, pues no es el trabajador quien debe organizar el trabajo y se atribuye en exclusiva al empresario la "dirección y control de la actividad laboral" (art. 20 del ET), imponiendo a este el cumplimiento del «deber de protección» mediante el que deberá garantizar la seguridad y salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo, —e incluso, aunque concierte con entidades especializadas en prevención complementaria, ello no le exime "del cumplimiento de su deber en esta materia, sin perjuicio de las acciones que pueda ejercitar, en su caso, contra cualquier otra persona" (art. 14.2 y 4 de la LPRL)— y, en suma, preceptuarse que "la efectividad de las medidas preventivas deberá prever las distracciones o imprudencias no temerarias que pudiera cometer el trabajador" (art. 15.4 de la LPRL), que "Es el empresario el que tiene la posición de garante ('empresario garante') del cumplimiento de las normas de prevención (arts. 19.1 del ET y 14 de la LPRL)" y que "El trabajador tiene también sus obligaciones, pero más matizadas y menos enérgicas: debe observar en su trabajo las medidas legales y reglamentarias de seguridad (art. 19.2 del ET), pero «según sus posibilidades", como dice expresamente el art. 29.1 de la LPRL. Tiene que utilizar correctamente los medios de protección proporcionados por el empresario, pero el trabajador no tiene la obligación de aportar estos medios, ni de organizar la prestación de trabajo de una manera adecuada».Obligaciones de las personas trabajadoras en materia de PRLCorresponde a cada trabajador velar, según sus posibilidades y mediante el cumplimiento de las medidas de prevención que en cada caso sean adoptadas, por su propia seguridad y salud en el trabajo y por la de aquellas otras personas a las que pueda afectar su actividad profesional, a causa de sus actos y omisiones en el trabajo, de conformidad con su formación y las instrucciones del empresario. Los trabajadores, con arreglo a su formación y siguiendo las instrucciones del empresario, deberán, en particular (art. 29 de la LPRL y art. 58.1 del ET):Usar adecuadamente, de acuerdo con su naturaleza y los riesgos previsibles, las máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de transporte y, en general, cualesquiera otros medios con los que desarrollen su actividad.Utilizar correctamente los medios y equipos de protección facilitados por el empresario, de acuerdo con las instrucciones recibidas de este.No poner fuera de funcionamiento y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad existentes o que se instalen en los medios relacionados con su actividad o en los lugares de trabajo en los que esta tenga lugar.Informar de inmediato a su superior jerárquico directo y a los trabajadores designados para realizar actividades de protección y de prevención o, en su caso, al servicio de prevención, acerca de cualquier situación que, a su juicio, entrañe, por motivos razonables, un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores.Contribuir al cumplimiento de las obligaciones establecidas por la autoridad competente con el fin de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo.Cooperar con el empresario para que este pueda garantizar unas condiciones de trabajo que sean seguras y no entrañen riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores.El incumplimiento por los trabajadores de las obligaciones en materia de prevención de riesgos a que se refieren los apartados anteriores tendrá la consideración de incumplimiento laboral, pudiendo ser sancionados por la dirección de las empresas en su virtud (art. 58.1 del ET), de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo que sea aplicable o de falta, en su caso, conforme a lo establecido en la correspondiente normativa sobre régimen disciplinario de los funcionarios públicos o del personal estatutario al servicio de las Administraciones públicas.En contraposición a la obligación de las personas trabajadoras en materia de PRL, surgen algunos derechos con los que contaran aquellas.El art. 14 de la LPRL promulga el derecho a la protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo de las personas trabajadoras, lo que implica la existencia de un correlativo deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales.Hay que tener en cuenta que este deber de protección constituye, igualmente, un deber de las Administraciones públicas respecto del personal a su servicio.Los derechos de información, consulta y participación (arts. 40, 56, 68 y 81 del ET), formación en materia preventiva, paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente y vigilancia de su estado de salud, en los términos previstos en la LPRL, forman parte del derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.Obligaciones de los empresarios en materia de PRLLas obligaciones del empresario frente a los riesgos laborales están establecidas en el art. 14 de la LPRL, donde se establece que deberá garantizar la seguridad y salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. Entre estas, hay que destacar las siguientes:Prevención de riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva y la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y salud de los trabajadores en los términos establecidos en la legislación vigente (capítulo IV de la LPRL), medidas tales como:Evaluar los riesgos.Proporcionar información.Proporcionar formación.Establecer planes de actuación en casos de emergencia y de riesgo grave e inminente.Establecer sistemas de vigilancia de la salud.Constitución de una organización y de los medios necesarios.Desarrollar una acción permanente de seguimiento de la actividad preventiva:Perfeccionar de manera continua las actividades de identificación, evaluación y control de riesgos que no se hayan podido evitar.Adaptando las medidas de prevención a las modificaciones que puedan experimentar las circunstancias que incidan en la realización del trabajo.Asimismo, el art. 10 de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción, establece el deber de acreditación de la formación preventiva de los trabajadores para el citado sector, de manera que las empresas velen por que todos los trabajadores que presten servicios en las obras tengan la formación necesaria y adecuada a su puesto de trabajo o función en materia de prevención de riesgos laborales, de forma que conozcan los riesgos y las medidas para prevenirlos.Por otro lado, la Directiva 2009/104/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de septiembre de 2009 relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de trabajo (segunda Directiva específica con arreglo al artículo 16, apartado 1, de la Directiva 89/391/CEE), establece también obligaciones para los empresarios:El empresario adoptará las medidas necesarias con el fin de que los equipos de trabajo puestos a disposición de los trabajadores en la empresa o el establecimiento sean adecuados para el trabajo que deba realizarse y convenientemente adaptados a tal efecto, de forma que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores al utilizar dichos equipos de trabajo. Cuando elija los equipos de trabajo que piensa utilizar, el empresario tomará en consideración las condiciones y las características específicas de trabajo y los riesgos existentes en la empresa o el establecimiento, en particular en los puestos de trabajo, para la seguridad y la salud de los trabajadores, o los riesgos que serían susceptibles de añadirse por el hecho de la utilización de los equipos de trabajo en cuestión.Cuando no sea posible garantizar, de este modo, totalmente la seguridad y la salud de los trabajadores durante la utilización de los equipos de trabajo, el empresario tomará las medidas adecuadas para reducir los riesgos al mínimo.

prevencion

Última revisión:14-09-2022

El empresario puede asumir personalmente la actividad preventiva de dos formas:1. Asunción total de la actividad preventivaEl empresario (entendido como persona física) podrá desarrollar personalmente la actividad de prevención (se trata de una opción voluntaria en todos los casos), con excepción de las actividades relativas a la vigilancia de la salud de los trabajadores, cuando concurran las siguientes circunstancias (art. 11 del RSP y art. 30.5 de la LPRL):Que se trate de empresa de hasta diez trabajadores o que, tratándose de empresa que ocupe hasta veinticinco trabajadores, disponga de un único centro de trabajo.Que las actividades desarrolladas en la empresa no estén incluidas en el anexo I del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención. Donde se especifican las siguientes actividades:Trabajos con exposición a radiaciones ionizantes en zonas controladas (Real Decreto 783/2001, de 6 de julio).Trabajos con exposición a sustancias o mezclas causantes de toxicidad aguda de categoría 1, 2 y 3, y en particular a agentes cancerígenos, mutagénicos o tóxicos para la reproducción, de categoría 1A y 1B [Reglamento (CE) n.º 1272/2008, de 16 de diciembre de 2008].Actividades en que intervienen productos químicos de alto riesgo (Real Decreto 840/2015, de 21 de septiembre).Trabajos con exposición a agentes biológicos de los grupos 3 y 4 (Directiva 2000/54, de 18 de septiembre).Actividades de fabricación, manipulación y utilización de explosivos, incluidos los artículos pirotécnicos y otros objetos o instrumentos que contengan explosivos.Trabajos propios de minería a cielo abierto y de interior, y sondeos en superficie terrestre o en plataformas marinas.Actividades en inmersión bajo el agua.Actividades en obras de construcción, excavación, movimientos de tierras y túneles, con riesgo de caída de altura o sepultamiento.Actividades en la industria siderúrgica y en la construcción naval.Producción de gases comprimidos, licuados o disueltos o utilización significativa de los mismos.Trabajos que produzcan concentraciones elevadas de polvo silíceo.Trabajos con riesgos eléctricos en alta tensión.Que desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo.Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va a desarrollar, de acuerdo con lo establecido en el capítulo VI, del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, donde a efectos de determinación de las capacidades y aptitudes necesarias para la evaluación de los riesgos y el desarrollo de la actividad preventiva, las funciones a realizar se clasifican en los siguientes grupos:Funciones de nivel básico.Funciones de nivel intermedio.Funciones de nivel superior, correspondientes a las especialidades y disciplinas preventivas de medicina del trabajo, seguridad en el trabajo, higiene industrial, y ergonomía y psicosociología aplicada.La vigilancia de la salud de los trabajadores, así como aquellas otras actividades preventivas no asumidas personalmente por el empresario deberán cubrirse mediante:Designación de trabajadores.Servicio de prevención propio.Servicios de prevención ajenos.Servicios de prevención mancomunados.En este punto, hemos de precisar que las empresas de hasta 25 trabajadores (Real Decreto 899/2015, de 9 de octubre), puedan realizar la autoevaluación de sus riesgos y cumplir con las obligaciones de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (tanto empresarios como autónomos) mediante la herramienta PREVENCION10.es.2. Asunción parcial de la actividad preventivaEl empresario podrá asumir de forma parcial la actividad preventiva. En este sentido, el art. 31 de la LPRL establece que el empresario deberá recurrir a uno o varios servicios de prevención propios o ajenos a la empresa, que colaborarán cuando sea necesario o cuando se haya producido una asunción parcial de la actividad preventiva en los términos previstos en el apartado 2 del artículo 11 y en el apartado 4 del artículo 15 del Reglamento de los Servicios de Prevención.

prevencion

Última revisión:19-09-2022

Cualquier empresa o autónomo con personal contratado tiene la obligación de cumplir la normativa en PRL para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.La prevención de riesgos laborales se integra en el sistema general de gestión de la empresa y para ello, hay que implantar una planificación de la actividad preventiva que se plasma en el denominado Plan de Prevención.Prevención10El Ministerio de Trabajo e Inmigración dispone de un servicio de asesoramiento a la microempresa en materia de seguridad y salud laboral, denominado «Prevención10.es», que se ha puesto en marcha en el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, con la colaboración de las comunidades autónomas, donde podemos encontrar la HERRAMIENTA EVALUA-T, que permite, a partir de la información aportada por la persona usuaria, generar la documentación relativa a la actividad preventiva de la empresa, en concreto, el plan de prevención, la evaluación de riesgos laborales y la planificación de la actividad preventiva de la empresa para los puestos de trabajo incluidos en la herramienta.El objetivo principal del Ministerio de Trabajo e Inmigración con la puesta en marcha de este servicio, de carácter público y gratuito, es:Conseguir una reducción constante y significativa de la siniestralidad laboral y la mejora continua y progresiva de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, de acuerdo con los objetivos fijados en la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo.Facilita al empresario la formación, información y asistencia técnica necesaria para el cumplimiento de sus obligaciones legales, proporcionándole un lugar de encuentro e intercambio de buenas prácticas.Facilita al empresario herramientas gratuitas, atractivas y fáciles de usar, que cumplan con todos los estándares de accesibilidad y seguridad que le permitan gestionar eficazmente la prevención en su empresa, apostando claramente por la simplificación y la reducción de cargas.Procedimiento para elaborar el plan de prevención utilizando el portal Prevención10Este servicio permite realizar directamente todos los trámites administrativos relacionados con la prevención (excepto la vigilancia de la salud) en 5 etapas:Registro de acceso al sistema, mediante DNI electrónico o certificado digital.Formación, facilitando información de necesario conocimiento de la empresa a partir de los datos introducidos referentes a los puestos de trabajo y las tareas a realizar por cada uno de ellos.Evaluación de los riesgos, donde se identifica las características de la plantilla, identificando posibles fuentes de daño, riesgos y medidas preventivas apropiadas.Planificación de la actividad preventiva, detallando las medidas a tomar para eliminar los riesgos laborales que se hayan detectado, estimando su coste, fecha de ejecución y designando un responsable.Seguimiento de la ejecución, mediante la herramienta se permite realizar un seguimiento del plan de prevención, enviando avisos y alertas para recordar las medidas que se deben tomar para eliminar los riesgos.Herramienta evalua-t «Evalúa-t» tiene por objeto el establecimiento del plan de prevención, la evaluación de riesgos y su planificación en las empresas de menos de diez trabajadores, mientras que «Stop riesgos laborales» consiste en un servicio telefónico de asistencia y orientación a la pequeña empresa. Por último, «T-formas» es un plan de formación dirigido al pequeño empresario para que pueda asumir personalmente la gestión de prevención de riesgos laborales.Solo pueden utilizar evalua-t las empresas que reúnan los requisitos siguientes:   Tener como máximo 10 personas trabajadoras.Que la actividad de la empresa sea una de las indicadas en la propia herramienta evalua-t. Las actividades de la empresa no deben estar incluidas en el Anexo I del RD 39/1997, que incluye una serie de actividades laborales que requieren de una vigilancia mayor.Disponer de una de las modalidades de organización de la prevención siguientes: asunción de la prevención por parte del empresario/a o trabajador/a designado/a. Si es el empresario/a quien asume la organización de la prevención, es necesario que desarrolle su actividad profesional de manera habitual en el centro de trabajo y que cuente con formación de nivel básico, intermedio o superior en prevención de riesgos laborales, según los casos y en función de la evaluación de riesgos y de las medidas preventivas que haga falta adoptar.La herramienta evalua-t es simplemente una herramienta de gestión y, por ello, hará falta desarrollar otras acciones de prevención no incluidas en la herramienta, como son la información, consulta y organización de la participación de las personas trabajadoras, la coordinación de actividades empresariales, las actuaciones en caso de emergencias y primeros auxilios o la investigación de los daños a la salud que puedan ocurrir. Es decir, su utilización no es suficiente para realizar la prevención de riesgos laborales de una empresa.Asimismo, está disponible para dar soporte a múltiples actividades, entre las que se encuentran despachos y oficinas, peluquería, cafetería y restaurantes, farmacias y diferentes actividades de comercio, entre otras. La herramienta guía al encargado de elaborar el plan en el proceso de evaluación de riesgos y en la planificación de las actividades preventivas y su seguimiento. Además, a través de los documentos de «Mi Plan», ayuda a elaborar e implantar el plan de prevención y a controlar y mejorar la actuación preventiva de la empresa.El empresario que utilice evalua-t para la gestión de la prevención de riesgos, asumirá ciertas responsabilidades:Conserva todas las responsabilidades propias del empresario/a respecto a la seguridad y la salud de las personas trabajadoras, así como las que corresponden a la modalidad de organización preventiva escogida (asunción de la prevención por parte del empresario/a o bien realización mediante un trabajador/a designado/a).Hace falta que la persona que utilice evalua-t, ya sea el empresario/a o el trabajador/a designado/a, cuente con un nivel de formación básico, intermedio o superior, según corresponda en función de la evaluación de los riesgos y de las medidas preventivas que haya que adoptar.Es necesario aplicar correctamente las herramientas disponibles en el portal y, en particular, identificar correctamente los riesgos en la evaluación hecha con evalua-t.El empresario/a es el responsable de la idoneidad de las medidas preventivas que deriven de la evaluación de riesgos y de su aplicación efectiva en la empresa.Trabajadores autónomos sin empleados a cargo/microempresasCuando procedamos a registrarnos en Prevención10, lo primero que se distingue es si el empresario tiene o no trabajadores a su cargo. En función de ello, establece dos perfiles formativos distintos:Evalua-t es la herramienta para aquellas empresas que tienen personal a su cargo. Permite realizar: la evaluación de riesgos de la empresa, la planificación de la actividad preventiva, obtener el documento único de extensión reducida. También podremos actualizar nuestra evaluación de riesgos y hacer un seguimiento y control de la actividad preventiva en la empresa.Autopreven-t es la herramienta para los autónomos. Permite recibir formación sobre los riesgos asociados a nuestra tarea, cumplir con los deberes de cooperación, información e instrucción cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades otros trabajadores autónomos y trabajadores de otras empresas, cumplir con los deberes de cooperación, información e instrucción cuando ejecute su actividad profesional en los locales o centros de trabajo de las empresas para las que presta sus servicios. Actividades incluidas y exclusionesEn la actualidad tienen la posibilidad de utilizar este servicio actividades como: peluquerías, oficinas, tintorerías, floristerías, jugueterías, tiendas de prendas de vestir, cafeterías, bares y restaurantes, pubs y catering. En breve se irán incorporando nuevas actividades.Las empresas que por su actividad sean consideradas de especial peligrosidad, incluidas en el Anexo I del RD 39/1997, de 17 de enero, o las incluidas en el sector de la minería o de la construcción, no podrán acogerse a este servicio.