Última revisión

laboral

Consecuencias de no dar de alta a un trabajador en la Seguridad Social








Vademecum: laboral

Orden: laboral

Fecha última revisión: 21/05/2020

Origen: Iberley

Tiempo de lectura: 2 min

Tiempo de lectura: 2 min


PLANTEAMIENTO

Un trabajador lleva prestando servicios en una empresa aproximadamente 3 meses. En reiteradas ocasiones ha solicitado al encargado del centro que le de de alta en la Seguridad Social, a lo que este responde con evasivas.

1.- ¿Qué sanción supondría para la empresa? ¿Qué ocurriría si el trabajador sufre un accidente de trabajo?

2.- ¿Qué otras consecuencias tendría para la empresa la falta de alta en el Régimen de la Seguridad Social un trabajador?

RESPUESTA

1.- No solicitar el alta de un trabajador es calificado por la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social como infracción grave y se castiga con una multa de un mínimo de 626 euros a un máximo de 6.250 euros (art. 22.2LISOS).

Sin perjuicio de la sanción, se exigirán las correspondientes responsabilidades al empresario en el pago de las prestaciones a las que aquél tenga derecho.

En el supuesto de que un trabajador preste servicios para una empresa sin la obligada alta en el Régimen de la Seguridad Social no se limita el acceso del mismo a las correspondientes prestaciones de la Seguridad Social (asistencia sanitaria, incapacidad temporal e invalidez), siempre que concurran los demás requisitos exigidos para cada una de ellas. Según la jurisprudencia y legislación laboral el incumplimiento empresarial de la obligación de afiliación, alta y cotización no impide en el alta de pleno derecho en el sistema; todo lo contrario, será el empresario infractor el que deberá asumir el pago de las prestaciones sin perjuicio de la obligación de anticipar su importe, hasta el límite legal establecido, por parte de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales o, en su caso, por las entidades gestoras de la Seguridad Social.

2.- Si el contrato fuera temporal, podría convertirse en indefinido. De acuerdo con lo dispuesto en el art. 15 del Estatuto de los Trabajadores, adquirirán la condición de trabajadores fijos, cualquiera que haya sido la modalidad de su contratación, los que no hubieran sido dados de alta en la Seguridad Social, una vez transcurrido un plazo igual al que legalmente hubiera podido fijar para el período de prueba, salvo que de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados se deduzca claramente la duración temporal de los mismos, todo ello sin perjuicio de las demás responsabilidades a que hubiere lugar en derecho.