Diferentes niveles de desempleo existentes
Derecho laboral
Marginales
Diferentes niveles de des...existentes
Ver Indice
»

Última revisión
13/02/2024

laboral

2020 - Diferentes niveles de desempleo existentes

Tiempo de lectura: 4 min

Tiempo de lectura: 4 min

Relacionados:

Vademecum: Laboral

Fecha última revisión: 13/02/2024

Resumen:

Existen dos niveles de desempleo, el de nivel contributivo y el de nivel no contributivo, cada uno con sus propios requisitos de acceso. El nivel contributivo ofrece protección a quienes hayan perdido o visto suspendido su empleo o jornada laboral, mientras que el nivel no contributivo ofrece asistencia a desempleados y demandantes de empleo.


El art. 262 de la LGSS define la prestación por desempleo como la protección de quienes, pudiendo y deseando trabajar, pierden su empleo, de forma temporal o definitiva, o se les reduce, temporalmente, su jornada laboral en una tercera parte (como mínimo) con la correspondiente reducción de salario.

Para el acceso a esta prestación es necesario cumplir los requisitos legalmente establecidos y, dado que su financiación se basa en la cotización de trabajadores, empresarios y aportaciones del Estado, la cotización previa del trabajador al sistema de la Seguridad Social por esta contingencia.

A TENER EN CUENTA. Mediante el Real Decreto-ley 7/2023, de 19 de diciembre (BOE 20/12/2023), se realizaban, con efectos de 01/06/2024, una serie de modificaciones sobre la prestación por desempleo (tanto a nivel contributivo como asistencial)No obstante, el 10 de enero de 2024, el Congreso de los Diputados no convalidó la norma lo que supuso la no aprobación y decaimiento de la misma. (En el BOE del 12/01/2024 se publicó el Acuerdo de derogación de la norma analizada y su corrección de errores).

Existen dos niveles de desempleo: contributivo y asistencial, ambos de carácter obligatorio, el primero de ellos tiene por objeto proporcionar prestaciones sustitutivas de las rentas salariales perdidas en caso de cumplir los requisitos establecidos en el art. 266 de la LGSS, y el segundo (complementario al anterior) consiste en la protección a los trabajadores que se encuentren en alguna de las situaciones del art. 274 de la LGSS:

RESOLUCIONES RELEVANTES

STS n.º 646/2021, de 23 de junio de 2021, ECLI:ES:TS:2021:2619

La cuestión que se plantea en este recurso de casación para la unificación de doctrina es decidir si tiene derecho a percibir prestación por desempleo la trabajadora que presta servicios en virtud de un contrato indefinido a tiempo parcial —73,97 %, correspondiente a 270 días— que ha realizado la totalidad de su actividad compactada en dichos días y reclama prestación por desempleo al finalizar los 270 días.

«La actora había realizado la totalidad de su actividad laboral, es decir el 73,97 % de jornada, correspondiente a 270 días, cuando solicitó prestaciones por desempleo. No ha habido suspensión de contrato ni reducción de jornada ya que la actora realizó la totalidad de la jornada para la que había sido contratada, percibiendo la pertinente retribución, no constituyendo situación legal de desempleo el resto de jornada hasta alcanzar la jornada a tiempo completo. En efecto, si su contrato es indefinido a tiempo parcial, una vez realizado el periodo de parcialidad convenido, no se genera situación legal de desempleo. Atendiendo a lo establecido en el artículo 262.2 y 3 de la LGSS, la actora no se encuentra en situación de desempleo total ni parcial y, al no haberlo entendido así la sentencia recurrida, procede la estimación del recurso formulado».

STS, rec. 2328/1996, de 24 de febrero de 1997, ECLI:ES:TS:1997:1290

«(...) concurre desempleo parcial cuando el trabajador vea reducida temporalmente su jornada de trabajo, al menos en una tercera parte, siempre que el salario sea objeto de análoga reducción. Es verdad que el adverbio temporalmente que figura en el enunciado normativo parece estar referido en una primera aproximación a la duración de la reducción de la jornada, lo que significaría reducción de duración limitada de la jornada de trabajo, y no a la extensión de la jornada que es objeto de reducción, lo que significaría reducción en la duración o extensión de la jornada de trabajo. Esta última significación es redundante, y parece por ello contrariar la presunción del legislador cuidadoso en el uso del lenguaje. Pero lo cierto es que la primera de estas alternativas de interpretación, que excluye de la protección del desempleo parcial a la reducción de jornada por tiempo indefinido, debe ser descartada por razones hermenéuticas muy poderosas».

STSJ de Aragón n.º 519/2003, de 7 de mayo de 2003, ECLI:ES:TSJAR:2003:1399

Situación de desempleo total temporal y suspensión de contratos: el TSJ manifiesta que estamos ante situación de desempleo total temporal, que —reuniendo los requisitos— genera el derecho del trabajador a la correspondiente prestación sustitutoria de las rentas dejadas de percibir. No puede haber, en casos como el presente, días en que ni se reciba retribución, por acción de la suspensión, ni reuniendo los requisitos, prestación por desempleo. En la situación analizada, la empresa retribuyó (en los meses en que hizo uso de alguno de los días de suspensión) en función de las jornadas de trabajo que no se vieron afectadas por la suspensión, lo que produjo el equivalente a 1,4659 «días de no retribución» por cada jornada de trabajo efectivo no realizada por los trabajadores, por acción de la suspensión. Por ello, si se aplicase el coeficiente 1,25 resultaría, en definitiva, que el equivalente a 3,71 días quedaba sin cobertura retributiva y, también, sin cobertura de la prestación correspondiente a esos días de desocupación. El régimen retributivo seguido por la empresa quedó confirmado por sentencia de instancia.