Modelo de carta remitida ...or despido

Última revisión
15/03/2024

laboral

Modelo de carta remitida a la persona trabajadora de retractación o anulación del despido por parte del empresario durante el periodo de preaviso de la extinción del contrato de trabajo por despido

Tiempo de lectura: 1 min

Tiempo de lectura: 1 min

Relacionados:

Vademecum: Laboral

Orden: laboral

Fecha última revisión: 15/03/2024

Resumen:

La retractación empresarial realizada antes de que se perfeccione la extinción del contrato, es decir, durante la vigencia del periodo de preaviso, es válida y conlleva como efecto la no extinción de la relación laboral.

En este sentido la STSJ de Valencia en su sentencia n.º 2600/2018, de 18 de septiembre de 2018, ECLI:ES:TSJCV:2018:3682, dispone lo siguiente: 

«(...) como el contrato permanece vivo mientras el despido no se hace efectivo, momento en el que se extingue y su rehabilitación requiere la voluntad de las dos partes y no de una sola, cabe concluir que la retractación empresarial producida antes de que llegue ese momento es válida y produce como efecto principal el de que el contrato no llegue a extinguirse. En apoyo de esta solución puede decirse que el preaviso es simplemente el anuncio previo de que próximamente se va a rescindir el contrato, pero se trata sólo de una advertencia que se hace por exigencia de la Ley para prevenir al otro de algo que se realizará. El contrato no se extingue, por ende, ese día, sino aquél en el que se decide el cese y se liquida, conforme al artículo 49-2 del Estatuto de los Trabajadores.

(...)

Por ello, si la finalidad de la norma es facilitar la continuidad del contrato y al objeto se establece que el empresario puede acabar optando por la readmisión del despedido, es claro que aquél puede decidir válidamente retractarse de la rescisión del contrato que preavisó, mientras la prestación de servicios continúa y el contrato sigue vigente, máxime cuando se trata de un contrato para obra determinada y el empresario se da cuenta de que aún no está terminada la obra y que sigue teniendo trabajo para el operario preavisado, solución aplicable salvo la probada mala fe del patrono».