Solicitud de ERTE por fuerza mayor para la secretaria de un despacho de abogados
Ejercicio profesional de la abogacía
Prácticos
Solicitud de ERTE por fue...e abogados

Última revisión

abogacia

Solicitud de ERTE por fuerza mayor para la secretaria de un despacho de abogados








Vademecum: abogacia

Orden: laboral

Fecha última revisión: 26/01/2022

Origen: Iberley

Tiempo de lectura: 2 min

Tiempo de lectura: 2 min


PLANTEAMIENTO

Un abogado que tiene como única empleada una secretaria encargaba de citar a clientes y responder llamadas. ¿Puede solicitar un ERTE por fuerza mayor COVID-19 a pesar de que su actividad se considere esencial?

RESPUESTA

Los juzgados de lo social están mostrando criterios distintos sobre los ERTE por Covid-19 en despachos de abogados. Analizando un supuesto idéntico al planteado, la SJS de Burgos n.º 103/2020, de 8 de mayo de 2020, ECLI:ES:JSO:2020:1813, ha admitido ERTE por fuerza mayor de un abogado para su secretaria justificado por el parón judicial, dado que la actividad a la que se dedica el letrado:

«(...) ha quedado suspendida casi en su totalidad, como consecuencia de la práctica paralización de la actividad jurisdiccional, y ha quedado exclusivamente limitada a las actuaciones urgentes consideradas servicios esenciales tales como, en el orden penal, asistencia a detenidos, órdenes de protección y actuaciones urgentes en materia de vigilancia penitenciaria, así como medidas cautelares en materia de violencia sobre la mujer menores; en el orden Contencioso-Administrativo, el procedimiento para la protección de los derechos fundamentales de la persona previsto en los artículos 114 y siguientes de la Ley reguladora de la jurisdicción Contencioso-Administrativa, así como la tramitación de las autorizaciones o ratificaciones judiciales previstas en el artículo 8.6 de la citada ley; en el orden social, en el que no actúa el letrado demandante, a los procedimientos de conflicto colectivo para la tutela de los derechos fundamentales y libertades públicas regulados en la Ley reguladora de la Jurisdicción Social, ampliándose con posterioridad a las impugnaciones de ERTE, conciliación de la vida familiar y laboral derivada del COVID-19 y medidas cautelares; y en el orden civil, la autorización judicial para el internamiento no voluntario por razón de trastorno psíquico previsto en el artículo 763 de la LEC y la adopción de medidas de protección del menor previstas en el artículo 158 del Código Civil».