Impugnación de recurso de apelación por vulneración del artículo 786 de la LECRI...lidad de actuaciones
Ejercicio profesional de la abogacía
Formularios
Impugnación de recurso de...ctuaciones

Última revisión

abogacia

Impugnación de recurso de apelación por vulneración del artículo 786 de la LECRIM, solicitando la nulidad de actuaciones








Vademecum: abogacia

Orden: penal

Fecha última revisión: 07/01/2022

Resumen:

El presente formulario pretende la nulidad de actuaciones de un procedimiento penal por la vulneración del artículo 768 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El contenido del precitado artículo requiere la presencia del acusado y su abogado defensor salvo que existan causas justificadas para ello. Igualmente, si bien la regla general obliga a que el acusado esté presente, pueden existir supuestos que faculten continuar con el procedimiento: presencia de otros acusados que permita al juez tomar la decisión de continuar oídas previamente las partes; o si a iniciativa del Ministerio Fiscal y oídas, de nuevo, las partes implicadas, se considera que existen elementos suficientes para enjuiciar, siempre y cuando la pena solicitada no supere los dos años.

Más allá de las vicisitudes en torno a este artículo, nos interesa más focalizarnos en el «efecto cascada» que genera su no observancia y que conlleva a solicitar la nulidad de actuaciones. Primero, por la vulneración del derecho a la presunción de inocencia, anclado en el artículo 24.1 de la Constitución Española (tutela judicial efectiva), artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 6.2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y el 14.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Centrándonos en lo que respecta al texto constitucional, la vulneración del derecho a la presunción de inocencia se justifica por la omisión de elementos clave dentro del procedimiento (pruebas, actividad probatoria sin garantías, pruebas insuficientes o motivación ilógica irracional) y la idea general de que la presunción de inocencia debe ser desvirtuada por una «mínima actividad probatoria»; la ausencia del acusado genera que todos estos elementos no se puedan llevar a cabo con todas las garantías, y por lo tanto, redunda en la indefensión.

Finalmente, la consecuencia directa de todas estas omisiones procesales y garantistas nos lleva al artículo 238 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, con la rúbrica de «nulidad de actos judiciales», donde en su punto tercero nos dice que los actos procesales serán nulos de pleno derecho cuando «se prescinda de normas esenciales del procedimiento, siempre que, por esa causa, haya podido producirse indefensión». A mayor abundamiento, el propio Tribunal Supremo en sentencia n.º 1415/2000, de 18 de septiembre afirma que la celebración de un juicio sin presencia del acusado faculta a este último «a recurrir en anulación contra la sentencia dictada».

La nulidad, en caso de ser estimada, implica retrotraer el procedimiento a su punto de origen, esto es: devolver las actuaciones al tribunal de origen para la celebración de un nuevo juicio.

Tiempo de lectura: 11 min

Tiempo de lectura: 11 min


 

[PROCEDIMIENTO/NÚMERO_AUTOS]

 

AL JUZGADO DE LO PENAL
NÚMERO [NUMERO] DE [ESPECIFICAR]

 

D./D.ª [NOMBRE_PROCURADOR/A_CLIENTE], procurador de los tribunales, en nombre y representación de D./D.ª …