Caso sobre cómo se tributa en el IRPF la pensión de alimentos a hijo dependiente y mayor de edad
Derecho de familia
Prácticos
Caso sobre cómo se tribut...or de edad

Última revisión

familia

Caso sobre cómo se tributa en el IRPF la pensión de alimentos a hijo dependiente y mayor de edad

Tiempo de lectura: 3 min

Relacionados:

Vademecum: Familia

Orden: fiscal

Fecha última revisión: 28/06/2023

Resumen:

El presente caso práctico trata sobre el tratamiento en IRPF de la pensión de alimentos a hijo dependiente y mayor de edad. Las cantidades satisfechas en concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos se aplicarán a las escalas estatal y autonómica del IRPF, separadamente de la base liquidable general según los artículos 64 y 75 de la LIRPF.

Tiempo de lectura: 3 min


PLANTEAMIENTO

Antonio tiene un hijo mayor de edad y dependiente al que pasa una pensión de alimentos establecida en resolución judicial. ¿Debe declarar dicha pensión en su IRPF? Y en su caso, ¿cómo debe hacerlo?

RESPUESTA

Las anualidades por alimentos fijadas a favor de los hijos no podrán reducir la base imponible general, según lo establecido en el artículo 55 de la LIRPF. No obstante, sí se tienen en cuenta las anualidades satisfechas para calcular la cuota íntegra estatal y autonómica del impuesto, de acuerdo con los artículos 64 y 75 de la LIRPF.

En concreto, el artículo 64 de la LIRPF, referente a especialidades aplicables en los supuestos de anualidades por alimentos a favor de los hijos, establece:

«Los contribuyentes que satisfagan anualidades por alimentos a sus hijos por decisión judicial sin derecho a la aplicación por estos últimos del mínimo por descendientes previsto en el artículo 58 de esta Ley, cuando el importe de aquéllas sea inferior a la base liquidable general, aplicarán la escala prevista en el número 1.º del apartado 1 del artículo 63 de esta Ley separadamente al importe de las anualidades por alimentos y al resto de la base liquidable general. La cuantía total resultante se minorará en el importe derivado de aplicar la escala prevista en el número 1.º del apartado 1 del artículo 63 de esta Ley, a la parte de la base liquidable general correspondiente al mínimo personal y familiar incrementado en 1.980 euros anuales, sin que pueda resultar negativa como consecuencia de tal minoración».

En el mismo sentido se manifiesta el artículo 75 de la LIRPF para el cálculo de la cuota íntegra autonómica.

Por tanto, a las cantidades que se satisfacen en concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos, que no den derecho a mínimo por descendientes y se abonen por resolución judicial (o a través de un convenio regulador formalizado ante el letrado de la Administración de justicia o en escritura pública ante notario), se les aplicarán las escalas estatal y autonómica del IRPF separadamente del resto de su base liquidable general de conformidad con lo establecido en los artículos 64 y 75 de la LIRPF, incrementándose el mínimo personal y familiar en 1.980 euros.

A efectos, en su caso, del régimen de especialidades aplicables en los supuestos de anualidades por alimentos a favor de los hijos, se tomará en cuenta para su cálculo el importe dinerario que efectivamente se haya satisfecho en concepto de anualidad por alimentos. La obligación de suministrar alimentos en favor de los hijos (artículo 142 del CC) no cesa por el hecho de que el hijo cumpla determinada edad. Ahora bien, y por ejemplo, el artículo 152 del CC sí prevé el cese de la obligación de dar alimentos cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya adquirido un destino o mejorado de fortuna, de suerte que no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia; o cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiese reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.

En esa medida, mientras exista la obligación por parte del padre de pagar la anualidad por alimentos a favor de su hijo, podrá aplicar las especialidades establecidas en los artículos 64 y 75 de la LIRPF en su declaración de la renta, siempre que satisfaga efectivamente las anualidades fijadas.